Ámbito empresarial

Publicaciones propias

Volver
  • El matrimonio entre la técnica y la emoción. Carlos A. Sosa

    ¿De donde venimos?

    Arribamos de un modelo educativo que nos prepara para dar un concierto desde el punto de vista técnico, para lo cual nos transfiere conocimientos, saberes y concede aptitudes para encarar desafíos. Luego, llegamos al mundo del trabajo para establecer una carrera en relación de dependencia o encarar de forma autónoma un emprendendimiento, actividad productiva, comercial o de servicios. En el mundo de negocios y del trabajo tradicional del que venimos, en el que aún permanecen muchos fieles representantes en pie, cuenta como rasgo central la medición exclusiva y ciega de resultados. Siguiendo este criterio, a medida que se crece, se contrata gente  por sus características técnicas y curriculum vitae; para que continuen midiendo con más rigor técnico los efectos del rendimiento; esto es, el final de la película o el resultado del partido. En resumen, nuestra formación pone foco en brindarnos conocimientos técnicos y teóricos, para aplicar a la vida real, es decir, para transportar a la práctica, con una mirada centrada en el saber y resultados.

    La técnica se choca contra la pared

    Esa lógica tradicional centrada con exclusividad en el saber está en aprietos, dado su analfabetismo para el hacer. Esto implica la pérdida de peso relativo del saber técnico para lograr un desempeño efectivo. Podemos decir que hay una brecha cada vez más grande entre el saber y el hacer. A modo de ejemplo, ser un buen estudiante de medicina, haber realizado una excelente carrera universitaria, no alcanza para ser un buen profesional en el trabajo. Aquí aparece una gran distinción entre ser profesional académico y ser profesional en el trabajo. Esta diferencia, radica en el hacer, en las cualidades humanas,  el componente actitudinal, la perseverancia para sobreponerse a las dificultades, el autocontrol, la habilidad empática para desarrollar vínculos y ser un profesional comprometido con la vocación.

    ¿ Hacia donde vamos?

    Existe una asociación cada vez más estrecha entre la técnica y la emoción, para que el saber se transforme en hacer. El saber es técnica, conocimientos y aptitudes. El hacer, pasando al plano real, es movimiento, es emoción. Puedo dominar una técnica, pero sino domino mis emociones, no hay hacer. La dimensión técnica cumple un rol primordial para obtener un desempeño efectivo. Sin conocimientos no se puede desempeñar ninguna función. Esto subraya la jerarquía del conocimiento para tener una posibilidad de inclusión social, de poder desarrollar una actitividad que me circunscriba al mundo del trabajo y/o de los negocios. Pero, sí esa técnica no contrae matrimonio con una emoción que la ponga a punto, no existirá aplicación. Con esto queremos significar, que al momento de revisar, evaluar o efectuar una devolución sobre el desempeño de un alumno, estudiante o empleado a nuestro cargo, el foco principal tiene que estar puesto no sólo en sus conocimientos, sino en el entorno emocional que le permita transferir a la práctica sus aprendizajes. Esto modifica de raíz algunos paradigmas habituales, como por ejemplo, evaluar o seleccionar a la gente solo por su  curriculum y sus condiciones técnicas, dado que luego se la terminaba despidiendo por su temperamento o falta de actitud. Esto explica la incoherencia de las mediciones en todo sentido, tanto en la educación como en las empresas. La visión clásica, pone foco y energía, en el resultado final, no en el proceso, en como el equipo o los integrantes jugaron el partido. Lo miope de esta situación, es no entender que en numerosas ocasiones los resultados están afectados por variables exógenas, es decir que se logran buenos resultados sin haber jugado un buen partido. En este sentido, se pone erradamente a la técnica en el podio, cuando la causa de los buenos resultados fueron factores externos como pueden ser ineficiencias de nuestros competidores o situaciones del mercado. Con esto queremos explicar que no hay que confundir resultados con rendimiento. El resultado es el final de la película, el rendimiento o desempeño tiene que ver con el desarrollo de las película, sus escenas, inteligencia emocional y la aplicación de los detalles técnicos. En síntesis, sin técnica no hay función, pero sin emoción no hay garantía de rendimiento. La técnica con entrenamiento se puede perfeccionar, pero si la emoción la acompaña, se puede potenciar aun más. En numerosas situaciones, nos sentimos inseguros, sin confianza y pareciera que nos olvidamos de nuestros conocimientos y habilidades. Por el contrario, cuando la seguridad nos acompaña nos sentimos que nos llevamos el mundo por delante, nos desenvolvemos como pez en el agua. La técnica, los conocimientos adquiridos, por lo general son regulares y constantes, crecen por tramos o escalones con capacitación, estudio y formación. Las emociones son innatas, efímeras y vienen en formato electrocardiograma, por lo cual es el elemento más inestable de las dimensiones del rendimiento. El análisis expuesto, nos demuestra que tenemos dos dimensiones del rendimiento, uno permanente o más estable que es nuestra técnica, y otro más irregular como son nuestras emociones. Esto implica que debemos gestionar y prestar más atención, para ser efectivos, a la parte menos controlable como son nuestras emociones. Pero el mensaje final, es que no podemos divorciar la emoción de la técnica, sí deseamos evaluar de manera efectiva el rendimiento.

    Carlos Alberto Sosa

    www.sosayasociados.com

    Consultor de Empresas

    Contador Público Nacional. Mg. Administración de Empresas.

    Especialista en RRHH y Dirección de Negocios.

    Coach Ontológico. Neuroliderazgo.

    Por categorías

    Por fecha

    Agenda del mes

    28 de Marzo y 04 de Abril de 2014

    Estrategias para motivar y remunerar el des- Empeño

    Aprender a gestionar el Des-“empeño” mejora el bienestar personal y organizaci

    Info

    23 y 30 de Sep., 07 y 14 de Oct. de 2014

    Curso de Marketing, Comunicación y Ventas

    Abrió la inscripción al curso de Marketing, Comunicación y Ventas. MODAL

    Info

    19 y 26 de Sep.; 03 y 10 de Oct. de 2014

    Taller de Gestión Administrativa

    Nuevamente abre sus inscripciones el Taller de Gestión Administrativa de Sosa Y Asociados.

    Info

    28 de junio de 2016

    1º Congreso Regional de Liderazgo, Neurociencias y Coaching

    Presentamos el 1º Congreso Regional sobre Liderazgo, Neurociencias y Coaching, donde contare

    Info